Macy Decoración y más

5 consejos para pintar paredes como un profesional

Pintar las paredes es una tarea sencilla que podemos hacer nosotros mismos. Sin embargo, para que el acabado sea profesional hay una serie de consejos y trucos que debemos tener en cuenta para conseguir un resultado homogéneo. En el caso de que queramos un acabado en concreto e incluso aplicar una determinada técnica lo más aconsejable es recurrir a un profesional de la pintura.

Antes de lanzarnos a pintar es necesario conocer el tipo de superficie, ya sea una pared, una estancia, un mueble o cualquier detalle; el estado de la misma, si es nueva, vieja, si ha estado ya pintada; si es rugosa, lisa… De ello dependerá el proceso a seguir y los materiales, tanto en lo que se refiere a la propia pintura como a las herramientas, brochas, rodillos…

1. Prepara el área de trabajo.

Uno de los errores más frecuentes es empezar a pintar sin haber preparado la estancia. A veces, nos limitado a proteger la zona más próxima y olvidamos hacer lo mismo con todo el espacio. Lo más recomendable es despejar y proteger todo bien para evitar que se llene de salpicaduras de pintura, que luego tendremos que limpiar.

Para ello, si es posible, vacía la habitación. Si no lo es, tapa bien todos los muebles con telas o plásticos. Protege con cinta de pintor el techo y el suelo.

2. Prepara la superficie a pintar.

Antes de pintar, debemos limpiar a fondo la superficie. E incluso, si ha estado pintada previamente, tendremos que lijar el soporte para eliminar cualquier resto de la pintura anterior. Para ello, podemos utilizar un decapante, que es un producto indicado para retirar capas de barnices, pintura, esmalte, óxido, cola… de cualquier superficie, ya sea de madera, metal, cemento, vidrio o azulejo. Su uso está especialmente indicado cuando queremos eliminar toda la pintura de soportes en los que solo con lijar no es suficiente.

También será necesario reparar con masilla posibles grietas y agujeros y aplicar una imprimación que facilite la adherencia de la pintura, proporcionando un resultado más profesional.

3. Elige el color y la pintura adecuada.

¿Es el color y el tono adecuado?, ¿combina con la decoración?, ¿hay mucha luz natural?, ¿hace más grande el espacio? Éstas son algunas de las preguntas que debemos hacernos antes de elegir un color. Más allá de modas y tendencias, lo mejor es analizar la cantidad y el tipo de luz que tiene la estancia. Si elegimos colores claros, conseguiremos dotar de amplitud a los espacios. Mientras que los colores oscuros hacen que parezcan más pequeños.

Para estar seguro de que el color que has elegido es el que tienes en mente, haz una prueba en una superficie más pequeña para ver cómo queda.

4. Calcula cuánta cantidad de pintura necesitas.

Para calcular la cantidad de pintura necesaria, tienes que saber la superficie a pintar en metros cuadrados. Para ello, multiplica el ancho por el alto. Eso sí, tienes que tener en cuenta que si una pared tiene puertas o ventanas, tendrás que calcular la superficie de éstas y restarla a la superficie total de la pared. Repite este cálculo con todas las paredes a pintar y suma todas las superficies para obtener la superficie total.

Sabiendo la superficie y el rendimiento de la pintura, podrás calcular cuántos litros necesitarás por metro cuadrado.

5. Sigue las indicaciones del fabricante.

No tengas prisa. Respeta los tiempos de secado entre capas y utiliza siempre las herramientas adecuadas. Si vas a pintar con el rodillo, procura que la carga de pintura, presión durante la aplicación y distribución de la misma sea lo más homogénea posible. Recuerda que el proceso de pintado debe iniciarse con el techo y peinar de arriba hacia abajo las paredes verticales.





 
 
 
bot subir
2020 · Macy Pinturas · Aviso Legal Diseño y programación: Grupo Enuno